El Papa Americano busca a América Latina

De los diez viajes apostólicos que ha realizado el Papa tres han sido por América Latina. Francisco mira con fuerza a su continente de origen, que en menos de dos décadas ha visto reducida su fila de seguidores en un 20%.

Fuente: cuatro.com
Cubanos esperando la llegada del Papa en el aeropuerto de La Habana. Fuente: cuatro.com

El Papa Francisco viajó ayer a Cuba, el tercer viaje al continente americano de los diez viajes apostólicos que ha realizado en dos años y el segundo en menos de tres meses [1]. Francisco vuelve a América en pos de acercarse al continente con mayor número de fieles. Esta vez a Cuba, y aunque la isla mantiene una lógica discursiva distinta al resto de la región entre capitalismo/socialismo y democracia/dictadura; no deja de ser un referente en América Latina. Aún así Papa Francisco visita la isla en un mandato vaticano que quiere contribuir a que la iglesia católica deje de perder fieles ante las religiones pentacostales y sea una pieza clave en la normalización de las relaciones entre La Habana y Washington.

Sólo en América Latina se concentran el 40% del total de población católica mundial. Son un total de 425 millones de habitantes y creciendo, sin embargo, en las últimas décadas se ha reducido el número de fieles del 92% al 69% mientras que el número de creyentes que se consideraba protestante ha aumentado del 4% al 19%, según un estudio de Pew Reserach Center[2]. Unas cifras que siguen evolucionando desfavorablemente para la Iglesia y que el papa argentino se ha propuesto revertir. Su procedencia, lenguaje simple y la cercanía que mantiene con los fieles ha provocado mucha aceptación entre el público latinoamericano y ha marcado unas directrices para acercar la iglesia a la gente.

Fuente: Latercera.com
Fuente: Latercera.com

Cuba, la isla de la ideolgía

Cuba es la mayor de las antillas y también uno de los mayores retos del continente. El Gobierno revolucionario ha mantenido a lo largo de la historia episodios tensos con la Iglesia Católica a propósito de su condición de socialista y laico . Eso sí, cada uno de los Papas que ha ocupado la silla de San Pedro desde que Cuba es socialista ha realizado un viaje apostólico a la isla otorgándole un reconocimiento especial.

La novedad del viaje actual es que el embargo a Cuba es ya cosa del pasado, y bajo este contexto llegó ayer Jorge Mario Bergoglio. Las relaciones con Estados Unidos son, hoy por hoy,  más fluidas que cuando fueron los Papas Juan Pablo II (1998) y Benedicto XVI (2012). Por ello, en su décimo viaje apostólico, Francisco después de visitar Cuba proseguirá hacia Estados Unidos, algo impensable hace apenas unos mese. El objetivo es que la Iglesia actúe como agente diplomático en la completa normalización de las relaciones entre los dos países.

Con un lenguaje mucho más cercano que sus predecesores en su discurso de bienvenida, el Papa Francisco ha celebrado el fin del bloqueo y ha prometido ser una pieza clave en la diplomacia entre los dos países. Sin embargo, una de cal y otra de arena, también ha tenido unas frases para recorda al Papa Juan Pablo II, no demasiado amigo del socialismo y del gobierno revolucionario, al enunciar “Que Cuba se abra con todas sus magníficas posibilidades al mundo y que el mundo se abra a Cuba”; o citando al mismo José Martí, ha afirmado en referencia al proceso de normalización entre Cuba y los EE.UU que “es un proceso, es un signo de la victoria de la cultura del encuentro, del diálogo, del «sistema del acrecentamiento universal… por sobre el sistema, muerto para siempre, de dinastía y de grupos», decía José Martí”.

Una crítica implícita al régimen político a la isla en su discurso de bienvenida. Y es que el Papa “rojo”, tal y como lo llaman los sectores más conservadores, tiene un discurso progresista en términos de ecología social e inclusión pero no a ha realizado ni un solo guiño a los avances sociales que introdujo la revolución en términos de eliminación de la pobreza y universalización de la educación y la sanidad.

___________________________

[1] En Julio de 2015 el Papa francisco realizó un viaje a tres países de América Latina: Ecuador, Bolivia y Paraguay. En julio de 2013 realizó su primer viaje a Latinoamérica con destino Brasil.

[2] El estudio hace una comparación entre el número de creyentes en 1970 y 2014. Para más información véase: http://www.latercera.com/noticia/mundo/2014/11/678-604505-9-el-mapa-de-los-cambios-en-la-religion-de-america-latina.shtml

___________________________

Artículo publicado en: http://www.revistagalibo.es