El gobierno boliviano sí sabe festejar el 1º de mayo

El Día de los Trabajadores de 2013 Evo Morales ha vuelto a hacer un anuncio de trascendencia para los ciudadanos de Bolivia y la soberanía popular aunque esta vez no sea ninguna nacionalización: la expulsión de la USAID del país.

Evo Morales
Evo Morales

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés) a efecto formales tiene como finalidad “fortalecer la democracia” en países en vías de desarrollo y opera mediante el financiamiento “de programas de grupos ciudadanos, consejos de gobiernos municipales, funcionarios de gobiernos locales y organizaciones comunitarias para mejorar sus habilidades administrativas y organizacionales, su eficiencia operativa, la ciudadanía responsable, elecciones transparentes, libres y justas y un gobierno que rinda cuentas.”[1] Sin embargo la historia ha demostrado que los objetivos de la agencia pueden saltarse la democracia si no casa con sus intereses. El caso más emblemático fue el de Dan Mitrione, experto norteamericano en la enseñanza de la tortura científica, fue enviado a Uruguay en 1969 para destruir la fuerza insurgente de la izquierda los MLN-Tupamaros[2]. Mitrione trabajaba como representante de la USAID y fue el padre e instaurado de la tortura científica que más tarde pondrían en práctica los países de la Operación Cóndor en todo el Cono Sur para perpetrar los regímenes militares que liberalizaron las economías.[3]

Volviendo a la actualidad los distintos países que conforman el ALBA en América Latina han denunciado reiteradas veces la vinculación directa de la agencia con la CIA y su intervención en asuntos internos con el fin de desestabilizar los gobiernos progresistas a través de la financiación multimillonaria a organizaciones contrarias a los gobiernos de izquierdas. Nuevos modelos de desestabilización política que en el peor de los caso (o mejor, según desde dónde se mire) pueden acabar en situaciones golpistas como en Honduras o Paraguay. En ambos países se sustituyeron en un tiempo express a presidentes legítimos mediante mecanismos constitucionales deslegítimos por otros que casualmente respondían a los intereses estadounidenses.

En resumen, expulsar a la USAID de Bolivia supone un claro rechazo a la política internacional de Estados Unidos y a la necesidad regional de dejar de ser “el patio trasero” y convertirse en una zona de resistencia a la injerencia políticas y económica del vecino del norte. También supone un paso adelanto para evidenciar las estrategias y mecanismos que desde hace unas décadas Estados Unidos utiliza con el fin último de tener gobiernos afines a sus intereses. Por ello el presidente Evo Morales ha demostrado otro 1º de mayo que la política para el bien de la mayoría sólo puede ser transgresora.


[1] Extraído de la página de la USAID en Nicaragua http://nicaragua.usaid.gov/index.php?option=com_content&view=article&id=3&Itemid=13&lang=es

[2] Finalmente Mitrione fue capturado y ejecutado por el MLN-Tupamaros. La película État de Siège (Estado de Sitio) de Costa-Gavras está basada en este hecho histórico.

[3] Para seguir leyendo sobre la intervención encubierta de la USAID en América Latina leer http://alainet.org/active/55954

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s